Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.Para más información pulse aqui. aceptar

Noticias blog>Todo sobre los productos ecológicos

Todo sobre los productos ecológicos

Todo sobre los productos ecológicos

CONOCE TODO ACERCA DE LOS PRODUCTOS ECOLÓGICOS

Hoy en día no es cuestionable que la tendencia de consumo de los productos ecológicos está en auge, pero ¿Por qué?, principalmente por que los consumidores, en un alto porcentaje, tiene tendencia a adquirir productos saludables aunque hay diferentes puntos de atención de los consumidores hacia el producto ecológico.

En especias, el consumidor tiende a comprar azafrán ecológico

Los consumidores de producto ecológico se segmentan en 4 grupos:

1- El consumidor Eco Autentico

Es un consumidor concienciado con la salud y con el medioambiente además de cumplir con una producción responsable en origen de los productos.

 

2- El consumidor Saludable

Compra el producto ecológico por nutrición y salud hacia el mismo sin tener en cuenta el resto de beneficios medioambientales

 

3- El consumidor de tendencia

Son consumidores de producto eco por que están de moda, están seguros de que les ayudan a cuidarse pero no tienen en cuenta los aspectos nutritivos o la sostenibilidad.

 

4- El consumidor Sibarita

Compran los productos ecológicos por su carácter gourmet y por su sabor más auténtico y natural.

Sea cual sea el tipo de consumidor la realidad es que el sector de productos ecológicos es un sector al alza y no va a parar de crecer, en España es curioso que es uno de los países de la Union Europea que está a la cola en cuanto a consumo de producto eco pero sin embargo es uno de los mayores productores en el sector ecológico.

Tal vez la razón sea el desconocimiento por parte de la población de lo que es y lo que significa un producto ecológico, lo mejor es comenzar explicando la diferencia en lo nominativo, “Ecológico”, “Bio” y  Orgánico” son tres indicativos que pueden llevar a confusión al consumidor.

Según el reglamento europeo que regula los alimentos ecológicos plantéa los tres términos como sinónimos, lo que cambia es la cuestión idiomática, ecológico sería el término en Castellano, Biológico seria el nombre en Frances y Orgánico “Organic” en Inglés, aunque la certificación que rija en el producto será la que indique el etiquetado, un producto francés puede indicar “Producción Ecológica” y un producto Aleman puede ser “Bio”, además, en el etiquetado debe figurar el nombre de la entidad, pública o privada, que certifica y garantiza que se han seguido los protocolos para la producción ecológica.

La manera de distinguir los productos eco de los convencionales es por la certificación en el etiquetado, todos los productos eco tienen, como mínimo, el distintivo europeo de producción ecológica, también pueden distinguirse con la certificación que concede cada comunidad autónoma en España.

logo europeo eco En cuanto a las diferencias frente a los productos convencionales podemos decir que las que afectan directamente a nuestra salud son las más destacables, al producir alimentos libres de fertilizantes, herbicidas, medicamentos y químicos varios vamos a evitar un daño a largo plazo que actualmente hace gran mella en los consumidores ya que en los últimos años se han visto aumentar la acción de muchas enfermedades en la población y se pueden relacionar directamente con los hábitos alimentarios y las sustancias que contienen muchos alimentos.

La calidad de los alimentos, normalmente se tiende a pensar que el producto ecológico es de más calidad, si que es verdad que suelen tener una calidad muy alta por que el productor eco busca la calidad en explotaciones que suelen ser más bien pequeñas, pero el producto convencional puede tener la misma calidad aunque sea más dañino para la salud.

El impacto medio ambiental, el producto eco es sometido a muchos controles en su producción, el impacto ambiental que se genera es muy bajo, comparado con los campos de producción intensiva prácticamente sería cero, en el caso del Azafrán sería uno de los cultivos ecológicos con menos impacto ya que ni siquiera tiene un requerimiento hídrico alto.

El precio es otra diferencia a tener en cuenta, el producto eco tiene más costes asociados a su producción, al no utilizar herbicidas u otras sustancias hay que realizar un trabajo mecánico o manual, esto incide directamente en el costo productivo, también los controles y las certificaciones tienen un costo que hace que el precio final del producto se vea incrementado.

 

Sello CCAAHoy en día la mayoría de productos ecológicos son accesibles para la mayor parte de consumidores pero eso no es justo, deberían ser accesibles para la totalidad de la población, estamos acostumbrados a que fondos europeos para la pack se estén dilapidando cada año sin hacer una reforma que los haga mas justos y mas ajustados, se subvencionan a bancos que engañan a sus clientes, etc, etc., pero no hay para cubrir unos sobrecostes que harian los productos eco accesibles para todo la población, asi es, no vivimos en un mundo justo, pero los inconformistas seguiremos trabajando duro para conseguirlo

En mi caso particular nos dedicamos a la producción de azafrán del Jiloca y soy operador y productor ecológico en Monreal del Campo – Teruel, somos innovadores del “cultivo ecológico certificado”, digo esto por que el azafrán, en la comarca del Jiloca, siempre se ha producido sin utilizar productos químicos en su proceso, pero la primera certificación de azafrán del Jiloca fue la de Azafranes Jiloca que es mi marca comercial, desde hace muchos años venimos trabajando muy sensibilizados con el medio ambiente y la sostenibilidad, por esta razón trabajamos la Eco-innovación y el Eco-Diseño.

Mediante la eco-innovación buscamos la optimización de todas las fases de producción a través de la modificación de patrones de producción, tratando de hacer un uso eficiente de los recursos naturales mediante el análisis del ciclo de vida de la planta para reducir los costes de control de contaminación y de gestión de residuos.

Mediante el eco-diseño diseñamos productos sostenibles que minimizan el impacto ambiental durante todo el ciclo de vida del producto, desde su producción hasta la utilización y retirada, siempre con una mejora continua para que tengan el menor impacto medioambiental.

El último formato diseñado es una lata metálica que una vez agotado el azafrán contenido se puede reutilizar para otras especias dándole una reutilización en la propia casa de cada cliente y que su ciclo de vida pueda alargarse no generando residuos.

Azafrán ecológico