Trufa Negra de Teruel
como usar la trufa
Trufa Negra de Teruel
como usar la trufa

Trufa fresca 200gr "Tuber Melanosporum"

Trufa fresca Tuber Melanosporum que proviene de los campos de Belotruf

Enviamos este diamante de la alta cocina de Diciembre a Marzo, recolectada el mismo día que se reciba el pedido y sin romper la cadena del frío, se envía cepillada puesto que desde Belotruf recomiendan que sea lavada justo antes de su utilización.

RESERVAS desde el mes de Noviembre, comienzo de los envíos en diciembre, tras reservar, en "comentarios del pedido" puede indicarnos en que fecha desea que le enviemos la trufa.

Se envía en una caja isotermo refrigerada y metida en una bolsita de algodón para que la trufa le llegue en perfectas condiciones

239,40 €
Impuestos incluidos

 

TRUFA NEGRA FRESCA "Tuber Melanosporum"

Conservación: Si has comprado o te han regalado una trufa y todavía no vas a usarla, guárdala en la nevera sin limpiar (para conservar mejor su aroma), envuelta en un papel de cocina y metida en una bolsa de algodón o un tupper, si la metes en un tupper recuerda abrirla de vez en cuando para que respire, si no se puede echar a perder. En la nevera, si la trufa es recién recolectada, puede aguantar sin lavar dos semanas.

Si vas a utilizar la trufa y la limpias, pero no la usas toda, vuelve a envolverla con papel y métela en la bolsa de algodón o en el tupper.

No te sorprendas si un día abres la nevera y huele todo a trufa, se recomienda guardarla en una balda con puerta para que quede más aislada del resto de alimentos. Hay quien aprovecha ese aroma que tiene para ponerla en un envase con huevos y de esta forma dispone de huevos trufados que son un placer para los sentidos.

Limpieza: Utilizando un cepillo de púas suaves, se pone la trufa debajo del grifo con agua fria y poco a poco se va cepillando suavemente para no romperla, una vez limpia solo hay que secarla con papel de cocina.

Usos: Hay muchas formas de poder utilizarla siempre y cuando no se cocine a mas de 40ºC para que no pierda sabor y aroma.

          - En aceite: Limpiar y laminar fina la trufa, ponerla en un bote de cristal a macerar con el aceite y se mete a la nevera, de esta forma se conservará durante un mes, se puede usar para aliñar una ensalada, preparar una    tostada o crear canapés.

          - En Coñac: Se macera una trufa entera en un bote de cristal con coñac, se puede conservar hasta 6 meses y se puede utilizar para asados al horno, guisos con fondo, etc.

          - Congeladas: Se limpia la trufa y se seca bien, se mete en un envase y se congela "si pudiese ser al vacío seria lo mejor", para usarla se raya sobre la receta y la que quede se vuelve a congelar.

          - Fresca: Se ha de limpiar cuando se vaya a utilizar, se raya sobre la receta a servir y se vuelve a conservar el el frigorífico.

8 otros productos en la misma categoría: